• Noticias:

El Mezcal


“Para todo mal, un mezcal y para todo bien, ¡también!”


noticias
  • 11/03/2020
  • Autor: Gustavo Luna

Es bien sabido que en México tenemos una variedad de bebidas que nos representan en tradición y arte, como el tequila o el pulque. En esta ocasión les presentamos al Mezcal.
Su nombre derivado del vocablo náhuatl mexcalli, que significa maguey cocido o pencas cocidas del maguey, esto aludiendo a la forma en que se prepara el agave para su extracción.

En la República Mexicana cada clase de mezcal está asociada a una especie de maguey, por ejemplo; en regiones particulares como Chihuahua, Durango y Coahuila tenemos el sotol, en Sonora la bacanora, el mezcal de gusano en Oaxaca y el mismísimo tequila en Jalisco. Un Instituto de Chicago, Illinois, dedicado a la elaboración de estudios científicos y sensoriales organolépticos sobre el alcohol, considero que el Mezcal es la bebida más pura en todo el mundo para el consumo del ser humano.

¿Pero, por qué? El mezcal, es un polisacárido, que al introducirse en nuestro organismo la transformación del alcohol es mucho más rápida y con menos consecuencias, en comparación con otras bebidas alcohólicas que son monosacáridos, donde el hígado debe transformarlos para poder expulsarlo, intensifica los síntomas, que estos lo podemos reconocer como la famosa “cruda”.

Por otro lado, el mezcal se categoriza con diferentes métodos de producción, sabores o simplemente por el agave que se utiliza para su creación. Sin embargo la mayoría de mezcales se deja virgen para que el sabor natural del agave sea la pieza clave en tus pupilas gustativas.

Los más comunes son:

- Espadín (80-90% del mezcal se hace con este agave)

- Arroqueño

- Cirial

- Barril

- Mexicano

- Cenizo

- Tobalá (el agave silvestre más famoso)


Así que sí “Para todo mal, un mezcal y para todo bien, ¡también!”