• Noticias:

Una múltiple creación: La pasta


Simplicidad y perfecta sencillez en su elaboración


noticias
  • 16/03/2020
  • Autor: Osnar Bautista

La mesa que siempre nos invitan a disfrutar; cubriéndose con manteles blancos que se desbordan sobre la superficie de un restaurante en alguna plaza, en la calle o hasta en nuestra propia casa.
Las fronteras de la cocina desaparecen gradualmente para mayor placer de todos. Partimos de la idea de realizar la mejor comida para un ser amado, para una reunión o cocinar y resaltar el gusto por la cocina y su espectacular modo de deleitar paladares y sensaciones pero, también, para algunos cuántos corazones. Entonces, nos sobrevino la idea de qué color y forma escoger cada ingrediente; ¿Cuál sería la forma ideal de prepararlo? y, sobre todo: ¿Qué preparar?

Sin importar cualquier estilo actual, se consiste en hallar la inspiración en todas partes donde sea posible y más, si el gusto por lo deleitable siempre es compartido. Es, en este momento, cuando la idea de elegir y preparar pasta siempre será la mejor elección. Pero, en algún momento, nos hemos detenido a pensar: ¿Cuál es el origen de la pasta?

A partir de numerosas evidencias y registros, probablemente la incursión de los árabes en Sicilia, quienes, sin duda, habrían traído con ellos un alimento que puede viajar bien. Por aquellas épocas, se producía en Palermo un producto a base de harina en forma de cinta o trozos de cuerda que podría considerarse pasta. No importa dónde estuviera el origen, lo cierto es que la pasta se hizo más popular durante el siglo XIV y su uso se extendió al "Nuevo Mundo" cuando los exploradores españoles e italianos navegaron por los mares buscando nuevas tierras. En el siglo XVII, la pasta era un alimento común en toda Italia. Y de allí se extendió a toda Europa.

Sabiendo lo anterior, la variedad de tipos de pastas es enorme pero existen un extenso repertorio para saber cuál elegir.
Existe la pasta fresca que, una vez elaborada, no se somete a un proceso de secado final. Se comercializa recién elaborada y su periodo de conservación es breve. También hay pastas enriquecidas a las que se les ha añadido algún ingrediente como glúten, soja, huevos, leche o verduras para aumentar su valor nutritivo. Algunos ingredientes proporcionan color, como el huevo (amarillo brillante), tomate (rojo) o espinacas (verde).

Además, podemos encontrar pasta rellena, a la que se le añadido un relleno que puede estar formado por carne, pescado, verduras, pan rallado, huevos o grasas. Entre los tipos de pasta rellena más conocidos se encuentran los canelones, tortellini y ravioli. La pasta también se puede clasificar en función de la forma, donde encontramos pastas enrolladas en madejas o nidos, pastas largas (espaguetis, macarrones o tallarines), o pastas laminadas (lasaña, canelones). Además, existe un gran número de pastas cortadas en diferentes formatos.

Si bien podría ser difícil encontrar la mejor opción para preparar cualquier receta con pasta, los sabores y condimentos se mezclan perfectamente en nuestra mente y no hay misterio ni secreto al hacer tal elaboración con la misma. Simplicidad y perfecta sencillez en su elaboración; combinando el gusto y la pasión por crear, degustar y sorprender al paladar.