• Noticias:

Flor de Calabaza, un alimento muy Mexicano


Degústala y enriquécete con los alimentos que México ofrece a su gente


noticias
  • 24/04/2020
  • Autor: Gustavo Luna

En apartados anteriores le hemos traído información de la diversidad de flora comestible y para no perder costumbre, conoceremos la calabaza, con un delicioso contenido comestible frutal y floral.

Las características de las calabazas y su fácil adaptación al cultivo, hacen que prácticamente en cualquier época del año haya flores y tallos en todos los mercados de México.

Los campesinos que la cultivan en pequeños lugares, casi siempre junto a otros cultivos más comerciales, aprovechan los frutos inmaduros y sus flores, consumiéndose domésticamente o comercializándolas como ya habíamos comentado, en los mercados regionales.

Las calabazas tienen dos épocas en que las flores pueden disfrutarse para su consumo; la primera ocurre entre los meses de mayo y junio, la segunda comprende a finales de agosto a principios de octubre.

Las flores de calabaza son brillantes y coloridas, cuentan con una vida extremadamente corta, ¡las flores de algunas especies se abren tan sólo por un día! El color de las calabazas viene de los abundantes pigmentos anaranjados que hay en las flores de la planta.

Las flores de la calabaza no tienen aroma en sus pétalos, lo mismo que el resto de la flor se cuece muy fácilmente. Para generar su ligero y agradable sabor se pueden combinar con epazote o sal principalmente; beneficiando al cuerpo con una gran cantidad de vitaminas y aminoácidos, además de ser un tratamiento contra el resfriado común, mejora niveles de colesterol, presión arterial, fortalecimiento en huesos, favorece a la vista, ayuda a la pérdida de peso y es excelente complemento en y durante el embarazo.

En el centro del país se acostumbra consumir la flor de calabaza con quesadillas, con o sin queso, en sopas, cremas, caldos y ensaladas. Así como existen diferentes ingredientes para realzar excelente platillos, la flor de calabaza no se queda atrás, degústala y enriquécete con los alimentos que México ofrece a su gente.