• Noticias:

La elección de preferir y cocinar un buffet



noticias
  • 05/05/2020
  • Autor: Osnar Bautista

Parece que en estos días, tenemos más tiempo que nunca, de modo que si queremos cocinar y agasajar, debemos de buscar la forma de idear, innovar y embellecer lo que preparemos. Si nos dedicamos a agasajar en pequeña o gran escala, de un modo formal o informal, la opción más frecuente hoy en día es el buffet. Elegimos este estilo porque es más vivaz; favorece la comunicación y genera menos problemas que las cenas formales. Servir bocadillos y comida que se pueda servir o comer con las manos, también nos brinda una amplia gama de posibilidades de menú. Puede consistir en platos suficientes para conformar una comida sustanciosa o delicados bocadillos que preceden a una cena.

La comida que solemos servir está muy lejos de los predecibles canapés del ayer. Hoy, nuestros menús, son livianos, coloridos y eclécticos; con fuertes sabores étnicos. Por lo tanto, a lado de las tradicionales comidas servidas anteriormente por nuestros abuelos o tíos, es probable que, actualmente, nuestra mesa incluya una bruschetta italiana (pan de campo tostado con aceite de oliva y ajo) con una variedad de vastos acompañamientos de verduras, triángulos de masa de Medio Oriente rellenos de espinaca y queso feta o unos rollos primavera de jengibre rellenos de camarones y cilantro.

Los buffets de hoy en día, también reflejan nuestra creciente preocupación por la salud y nuestro recién descubierto aprecio por los productos frescos. Antes, los bocadillos solían rellenarse con elementos de alto contenido calórico. Hoy, los invitados, quieren opciones más livianas. Aunque preparemos cualquier platillo e incluyamos algunos platos ricos en proteínas (carnes o patés, por ejemplo) el mayor número de recetas se basa en verduras, pescados de poco contenido graso, aves y carnes magras, como el ceviche. Esto no significa que no haya opciones sabrosas.

Debemos tener en cuenta la forma en cómo vamos a planificar un buffet y, a eso, formular y rebuscar algunas recetas pero, también, repasar qué preparar. Podría ayudarnos realizar algunas preguntas para que nuestro fin se llegue al éxito deseado y especular antes de deleitarnos con la preparación de cualquier platillo. Claro, siempre sin olvidar, el gusto por su elaboración; la pasión por crear, degustar y sorprender indudablemente a nuestros comensales.

  • La elección del tema (italiano, mexicano, etc.).
  • Decidir si va a ser frío o caliente.
  • Cómo arreglar la mesa.
  • La organización (listado de lo que se va a preparar, comprar y cocinar).
  • Número de personas y cantidad de comida que se va a preparar.